Mi primer mes,en casa llorábamos todos

Sé que por el título puede parecer una exageración,pero es verídico,bueno el papá de pichiflush lloraba por dentro porque no podía dormir.Ni la alegría de tener al pichiflush en casa,ni la ayuda que tuvimos la primera semana,evitó que nos tirasemos de los pelos ante tremendo llorón.
Y es que tuve la gran suerte de tener un grandullón de 4 kilos 190 gramos que sólo quería comer y yo sin leche y sin saber como dar de mamar,porque aunque en las clases de preparación al parto cogieran al muñequito y te explicasen las 7 posturas diferentes para dar de mamar a tu bebé,en la práctica tu bebé no es un muñequito que se está quietecito y le pones el pecho y ya se engancha,no,tu bebé es un niño de más de cuatro kilos histérico que sólo quiere comer y tú no sabes como darle el pecho porque: a)no te ha bajado la leche y b) he dicho ya que no se estaba quieto?.La primera noche en el hospital no hacía nada más que pedir bibe para el niño,pero siempre me lo negaban,venía una enfermera cogía a mi hijo con esa delicadeza que sólo las enfermeras de maternidad saben hacerlo,luego cogía mi teta con la misma delicadeza y los juntaba,digo que los juntaba porque el niño no enganchaba,así se tiraba un rato hasta que mi pequeño cabezón se rendía a las palabras de amor y cariño de la enfermera(este se engancha por narices).nosotros veíamos que el niño succionaba pero no parecía sacar porque lloraba mucho de hambre.Al llegar a casa decidimos darle bibe,pese a que todo el mundo nos decía que era mejor el pecho.Menos mal que al poco de nacer fuimos a la matrona a que le hicieran al enano la prueba del talón,le expliqué a la matrona mi problema,que mi hijo succionaba pero parecía que no salía nada,porque siempre se quedaba con hambre.La matrona muy sabia me dijo que tenía un niño grande y tragón y que lo más seguro que sí comería pero que necesitaría un refuerzo,me aconsejó comprarme un sacaleches para estimular las mamas y así me bajara más rápido la leche,eso hice,comprarme un saca leches y gracias a que no nos rendimos con el enano y a nuestra matrona, que nos dijo que, aunque nos costase un poco de esfuerzo deberíamos darle pecho por la noche cada dos horas y de día a demanda el pichiflush pesa ya seis kilos 150 gramos y mide 62cm con dos meses y sobrevivió a unas Navidades muy intensas con constantes cambios de temperatura.
Con esto os quiero decir que no os desanimeis cuando empeceis a dar el pecho,porque tiene su recompensa y dota al niño de todos las defensas necesarias para poder afrontar resfriados o alergias a parte de ser más natural.
Espero que mi consejo sirva para que las nuevas mamás no se desesperen en el primer mes de su bebé que suele ser algo caótico y sacrificado pero que finalmente tiene su recompensa,en breve vuestr@ enan@ os dedicará una henorme sonrisa 😀

Anuncios

2 pensamientos en “Mi primer mes,en casa llorábamos todos

1,2,3.....¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s