Pichiflush se va de concierto

Reconozco que era un poco reacia de ir a cualquier lugar en el que Pichiflush tuviera que estarse quieto y sentado. Pero me pudieron las ganas que tenía de hacer algo cultural y estimulante para los sentidos con el enano. Así que decidí mirar en un blog que conocí por @madresfera a ver que actividades podía encontrar y allí estaba, una oportunidad de disfrutar e introducir la música a pichiflush.

CartelSe me encendió el Led encima de mi cabeza y pensé, oye pues no sería mala idea, en casa no le cantamos mucho a Pichiflush, sólo canciones de los payasos de la tele, (no nos  acordamos de muchas más) y con seis meses que tiene es bueno que empiece a tener estímulo musical. Así que el sábado por la mañana llamé a la sala para reservar las entradas, no tenía muchas esperanzas en conseguir una, ya que el concierto era al día siguiente. Lo sé, lo sé, soy muy despistada y lo dejé para el final. Pero tuve suerte porque cuando llamé el hombre me dijo que justo le quedaban dos entradas y acto seguido le contesté “Pos pa´mí”.

Mis dos preciadas enradas

Mis dos preciadas enradas

Así que el domingo por la mañana partimos para el teatro, más tarde de lo que había planeado, como vivimos en las afueras de Madrid siempre es mejor salir antes por si te encuentras alguna sorpresa por la carretera. Por suerte llegamos a tiempo. Al llegar entramos a una especie de salita de espera y allí había un montón de niños correteando, todos ellos acompañados de sus padres, claro. Pichiflush era el más pequeño de los niños que ahí había, eso me frenó un poco porque pensé que a lo mejor aun era demasiado bebé para esas cosas, aunque enseguida mis temores desaparecieron ya que el enano empezaba a disfrutar de la situación, no sabemos muy bien porqué pero le encanta ver de pie a los niños y se pone a seguirlos con la mirada y a mover sus bracitos mientras suelta un “Ya-ta-ta” a pleno pulmón.

Ya a las doce empezamos a entrar a la sala. No sé si la conoceréis mucho, yo era la primera vez que estaba. Era una sala pequeñita con unas seis filas de sillas en dos columnas y delante del escenario habían colocado unas colchonetas para los peques o para los padres y los peques, aquí cada uno hizo su elección. Pichiflush y yo nos fuimos a la colchoneta en primera fila para que no se perdiese ni un solo acorde.

Pichilush viendo bailar a unos niñ@s

Pichiflush viendo bailar a unos niñ@s

Un dato curioso, antes de salir los músicos y empezar el concierto todos los niños estaban gritando, se subían al escenario y cosas típicas que hacen los niños, fue empezar el grupo a cantar y muchos se quedaron extasiados sentados con sus padres mirando a los músicos casi sin pestañear fue algo increíble.

Bueno, ya nos presentan al grupo, el concierto va a empezar. El grupo se llama “Crescendo Siempre” los componentes son dos hombres y una mujer

La cantante sacaba un objeto relacionado con la canción que iba a cantar

La cantante sacaba un objeto relacionado con la canción que iba a cantar

El concierto consistía en contarte lo que es el día a día del bebé, empezaba hablando sobre el desayuno, la cantante hablaba un poco sobre ese tema y después empezaba a cantar la canción popular, sacando un objeto relacionado con esa canción, de esa manera muchos niños (y padres) sabían que canción iban a cantar. Pasaron por muchas acciones cotidianas del día a día de los peques, lavarse las manos, cumpleaños de una amiga, ir al parque, dormir la siesta… para, al final, terminar yéndose a la cama. El concierto duraba 50 minutos, aunque creo que duró más, se me pasó volando. Una vez llegaron al final hicieron un bis con una canción que elegía el público. Después versionaron “tengo una muñeca vestida de azul” con la música de “Will Rock You” de Queen, por último se despidieron con el Señor Don Gato pidiéndonos a todos grandes y pequeños participación absoluta.

En mi opinión fue un concierto muy ameno y los niños disfrutaron mucho, bueno y los no tan niños también. Como ya dije Pichiflush era la primera vez que asistía a un espectáculo y tenía un poco de miedo por como se iba a portar y la verdad que hizo lo que lleva haciendo durante estos seis meses, sorprenderme. Es verdad que su atención al grupo fue de 20 minutos, en seguida se empezó a distraer viendo bailar a los niños o intentando coger cada cosa que pasaba por delante suya ,pero también es verdad que cuando paraban de tocar entre canción y canción se ponía a mover los brazos enérgicamente, gritaba  “Ya-Ta-Ta” y se reía, cosa que suele hacer cuando su padre o yo le hacemos una tontería y le gusta.

Yo espero repetir y os animo a que disfrutéis de una experiencia como esta, no es muy costosa, no se hace nada pesada, los peques disfrutan y lo mejor de todo ¡llegan cansados a casa! ;D

Antes de despedirme os dejo el sitio donde encontré este evento http://masalladelparque.com/ tienen una sección que me encanta que se llama “De jueves a Jueves” en la cual proponen una serie de actividades para realizar en familia. Si sois de Madrid y queréis disfrutar con los peques os aconsejo que le echéis un vistazo.

Y hasta aquí la primera experiencia con la música de Pichiflush, y espero que no sea la última ;D ¡hasta pronto!

Anuncios

Un día después del día de la Madre

Quiero contar en esta entrada como viví mi primer día de la madre, ya que el del año anterior pichiflush aún era un bebé en proceso, no lo tengo en cuenta.

La verdad y siendo sincera sino fuese por la televisión, los periódicos, twitter, Facebook y los mensajes que me enviaron mis amigos felicitandome (mensajes que aún no entiendo muy bien, porque soy madre, sí, pero no la de ninguno de ellos) para mí hubiera sido como otro día cualquiera. También es normal pichiflush con cinco meses no va más allá de Ya-ta-ta-ta y pa-pa-pa-pa(adivinad a quién se le cae la baba con eso ¬_¬ ), así que creo que en mi corta experiencia como madre aún no se puede decir que haya disfrutado de un “Día de la Madre” en condiciones, con los típicos collares de macarrones, los retratos irreconocibles, las manualidades abstractas,esas cosas que yo le regalaba a mi madre con mucha ilusión allá por los años noventa y que ella aceptaba tan estoicamente sin poner ningun “pero” ni ningun “¿esto que es?” en sus frases de agradecimiento, cosa que espero que yo haga lo mismo con pichiflush y aprenda a apreciar sus obras de arte. Mientras ese momento llega me dedico yo a hacer las propias felicitaciones….¡nunca es tarde! 😀

Imagen