Historia de un virus Parte I

Por fin una pequeña tregua a estas tres semanas de virus, por casa han pasado todo tipo de virus y síntomas, todos hemos estado enfermos y hemos compartido medicamentos, unos se han recuperado mejor y otros ahí vamos, poco a poco.

Nuestra historia comienza un domingo en el que Mamáflush ( aquí la misma que suscribe) se levantó con el estómago muy revuelto, con muchos dolores y fiebre. Aunque ese día estuve todo el día encerrada en la habitación y en cuarentena por no contagiar a Pichiflush, pero al caer la noche el pobrecito tenía un poquitín de fiebre, por suerte no era nada alarmante así que un poquito de Apiretal, mimitos de Papáflush (yo seguía desterrada en la habitación a puerta cerrada impidiendo la salida de ningún virus, o eso pensábamos). Al día siguiente Papáflush llevó a peke a la guarde, imaginaos si lo llevo yo, con la cantidad de cosas que tenía encima, que si mocos, estómago fatal, fiebre, dolor de garganta, vamos, estaba para que me metiesen en una burbuja y me pusiesen el cartel de Peligro. Así que esta vez le tocó a Papaflush hacerse cargo del peke, con todo lo que ello conlleva: Llegar tarde al trabajo, tener que hacer horas extra, explicaciones al jefe, etc…y claro, tal y como están las cosas parece que tienes que pedir perdón por ejercer de buen padre y no entienden que tener a una persona en casa para que limpie o cuide de los pequeñajos no es un lujo que cualquiera se pueda permitir, en fin, sigamos con nuestra historia que no quiero meterme en políticas y crisis económicas que bastante tenemos con los medios de información y sus “buenas noticias”.

A las dos horas de dejar a Pichiflush en la guardería llaman a Papaflush y le dicen que tiene que recoger al niño porque tiene 38 y medio de fiebre. ¡Pobre Pichiflush, le pegué el resfriado!, fuera bromas y todo me he sentido bastante mal por las semanas que Pichiflush ha estado enfermo, llegando a pensar que era bastante tóxica para mi pequeñajo, supongo que eran cosas de la fiebre y paranoias de madre asustadiza.

Así que el pobre Papaflush después de pedir permiso a mil y una personas con reverencia y latigazos auto flagelados en su espalada se marchó a buscar a Pichiflush a la guarde para llevarlo al médico. Yo decidí ir también, me mega abrigué, me peiné un poquito, lavé la cara y salí con el mejor aspecto que puede tener una persona que lleva día y medio sin comer y con fiebre, pero lo dicho estaba bastante preocupada por Pichiflush y me sentía algo culpable.

Tengo que decir que cuando vi a Pichiflus se me quitaron todos los miedos, cuando me vio aparecer me recibió con su mejor sonrisa, como hace siempre. Estaba jugando con Papaflush al pilla-pilla( a su estilo y manera que no es como el que todo el mundo conoce porque lo llevas sujeto de las manos pero él cree que va suelto y a velocidades vertiginosas) y sus risas se escuchaban tres salas más allá, así que os podéis imaginar que alivio cuando lo vi así de contento para la fiebre que tenía y que no había comido (razón por la cual la profesora le puso el termómetro, porque Pichiflush podrá renunciar a muchas cosas pero a la comida ¡NUNCA! ), la pediatra nos dijo que tenía la garganta rojilla por una leve infección así que medicamento, Apiretal por si subía la fiebre y en dos días veíamos que tal marchaba, ¡ah! y por supuesto mimitos de sus padre a tutiplén.

Al llegar a casa mantita y medicamentos para Mamáflush, mantita y medicamentos para Pichiflush y Papaflush ejerciendo su papel de enfermero, cuidando de nosotros y evitando caer enfermo ya que no tenemos más ayuda que la que nos damos nosotros mismos, pero por tener a la familia lejos, no porque no queramos eh, que por suerte tenemos una familia que nos quiere y apoya mucho ;D

Así empezó nuestra aventura virusística y continuaría así tres semanas más con nuevos síntomas, compromisos sociales desatendidos por enfermedad y muchos muchos virus. ¡Hasta la próxima!

Pichiflush, a ver quien gana y se cura antes :D

Pichiflush, a ver quien gana y se cura antes 😀

Anuncios

1,2,3.....¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s