Pichiflush programador: La ola

¿qué tal va vuestro progreso es scratch?, hoy vamos a cambiar de personaje, no os preocupéis porque el programa que os voy a enseñar es muy fácil de hacer. ¿A quién no le gusta asistir a cualquier evento deportivo y hacer la ola? pues eso es lo que vamos a recrear hoy con scratch.

Lo primero que tenemos que hacer es crear un personaje nuevo. para ello suprimimos nuestro gatito y pinchamos sobre el pincel (dibujar nuevo objeto), ahora crearemos nuestro muñeco, vamos a tener que copiarlo en distintas posiciones para que cuando pasemos el ratón por encima de nuestro personaje se cree ese efecto de levantar los brazos.

Os voy a enseñar como lo he hecho yo para guiaros

la-ola3

Un último toque de diseño antes de empezar con el programa, hay que añadir un fondo deportivo, para ello pinchamos en la parte inferior izquierda(fondo nuevo) y elegimos seleccionar fondo de biblioteca.

la-ola2

Empecemos con los bloques, en primer lugar vamos a colocar a nuestro personaje.

la-ola4

Que triste y solo está nuestro muñequito allí, ¿cómo podemos crear una grada llena de muñequitos?, para ello scracth permite crear clones de los objetos. En el bloque eventos tenemos la opción “crear clon”,¡ya podéis llenar la pantalla de muñequitos!.

la-ola5

Incluimos los bloques repetir para decirle a nuestro programas cuantos espectadores queremos que haya en nuestra grada, además tendremos que fijar donde debe empezar cada fila. Al final añadimos bloque “esconder” para que nuestro muñequito inicial no se superponga.

Lo siguiente es conseguir que cuando el ratón pase por encima de la grada nuestros muñequitos reaccionen y hagan la ola. Como lo que vamos a programar los clones para ello crearemos otro bloque que empezará a actuar cuando nuestros clones estén colocados. Añadimos “Al comenzar como clon”, ya podemos añadir el resto de acciones.

la-ola6

En el primer programa que hicimos de scratch ya utilizamos el condicional,cuando el gato de scratch tocaba el borde le hacíamos dar la vuelta(si, tocando borde…) en este caso utilizaremos el condicional para decirle a nuestro muñequito que si el ratón les toca deberán moverse además de hacer un ruido de palmada.

Finalmente nuestro programa tiene que quedar así

//scratch.mit.edu/projects/embed/121734184/?autostart=false

A Pichiflush le encanta este programa, le hacen gracia los niños moviendo los brazos y el ruido. Espero que lo disfrutéis

¡Hasta el próximo post! ;D

Pichiflush y su cocina DIY

Me voy a sincerar un poco, odio los programas de cocina, no los de Arguiñano y canal cocina, esos puedo soportarlos, mi odio se dirige hacia los realitys shows o como bien se llaman ahora “talent shows”, no me gustan nada esos cocineritos guays que se dedican a ponerse por encima del mundo, no me gusta la nueva moda de los cocineros-héroes-cambia vidas pero si algo he de reconocer a este boom de cocinillas es que ya no está mal visto que los “niños” jueguen con cocinas y las clases de los coles en infantil y guarderías tienen al menos una cocina donde los peques realizan juego libre, por lo menos aquí en nuestra ciudad.

Así que gracias al creciente interés de Pichiflush por cocinar y que su cumpleaños fue hace poco decidimos comprarle los utensilios de cocina de Ikea. Debido a las quejas de Papaflush por el hecho de meter más trastos en casa, ya que además de estas ollas mi madre le iba a regalar en reyes la comidita de juguete para que el niño cocinase otra cosa que no fuese sopa de tortuga ninja, decidí transformar la caja que traía los utensilios en una cocinita portátil y así después de jugar podría mantener todos los juguetes bien guardaditos y recogidos. ¿Queréis ver el resultado?

Cocina DIYf

Lo primero que hice fue pintar la caja de color blanco, lo dejé secar y la pinté de nuevo con pintura ChalkPaint verde claro. Lo pinté dos veces para poder dar el toque ese de desgaste que hace que no parezca tan uniforme, como los poyetes de las cocinas de nuestras madres o abuelas que son muy irregulares.

Detalleespecias2

Para los fuegos usé posavasos antiguos también de Ikea y los recubrí con gomaeva negra, el dibujo lo hice con Edding plateado, seguro que tenéis de sobra en casa ya que junto al dorado son los colores más usados en las decoraciones navideñas.

Para los reguladores usé tapones de botellas que tenía por la cocina y los pinté con tempera negra, aunque no se quedaba muy bien ya que al ser superficie lisa no coge bien la pintura, así que en las zonas donde se iba la pintura o no se calaba bien las pinté con edding negro.

cocina2f Como detalle final le añadí estos tiradores que tenía guardados de otra decoración que hice para la habitación de Pichiflush, para simular los especieros. Para mantenerlo sujetos realicé un agujero a medida en la caja con un cutter y los pinté con tempera de colores.Cocina detalleespeciasf

La verdad que se quedaron muy bien y le dan algo de color a la cocinita. Lo bueno es que no le tuve que explicar a Pichiflush para que era cada tirador, él mismo se puso a jugar y a condimentar la comida.

 

 

Como toque final y como ya dije, al terminar de jugar todo queda bien guardadito y recogidito dentro de su caja… ¡listo para la próxima comida!

Cocina abierta-cerrada

Espero que os haya gustado y os sirva de inspiración

¡Nos vemos en el próximo post! 😉

Pichiflush, truco o trato con Peppa Pig

Hace algunos meses fuimos a un evento organizado por @madresfera de Peppa Pig, he de reconocer que a mi personalmente los dibujos no me hacen mucha gracia, pero a Pichiflush la pequeña Peppa le encanta, en el evento disfrutó muchísimo, tanto que duerme con el peluche de Peppa que le regalaron. Para él conocer a Peppa en persona fue como cuando yo pude ver en directo al grupo de música que conquistó mi corazón adolescente (lo reconozco y me siento orgullosa de ello, soy una Take That Forever :D:D), por lo que cuando me he enterado de que nuestra amiga (sí, sí ya ha entrado a formar parte de nuestra vida con sus cuentos y dibujos) Peppa va a realizar un especial de Halloween no he podido resistirme y he querido compartirlo, el 31 de Octubre Peppa y sus amigos llegan a Clan para entretener a los más peques con sus divertidas historias y no os preocupéis porque nuestros pequeñajos podrán disfrutar de Peppa a la hora del desayuno y de la merienda (un gran ¡Yuju! padres y madres ;D),para ir preparando a los niños a partir del lunes podréis descargar este póster desde la web de Peppa Pig, además en la zona de descarga de la web también encontraréis otras cosas muy interesantes, tanto para jugar como para aprender. ¡Qué paséis un buen Halloween con Peppa Pig!

Póster para celebrar el capítulo especial de Peppa Pig(link en la Imagen)

Póster para celebrar el capítulo especial de Peppa Pig(link en la Imagen)

¡Nos vemos en el próximo post! 😀

Rincón de Lectura: ¡Al agua!

¡Por fin un cómic en la biblioteca de Pichiflush! jejejejeje ya se va notando un poco la vena Friki que hay en casa, ¿no?.

Un paraje natural que Mallory intentará estropear....¿Lo conseguirá?

Un paraje natural que Mallory intentará estropear….¿Lo conseguirá?

Pues sí, este mes tenemos un nuevo libro para reseñar y se trata de un cómic en formato e-book sobre el medio ambiente: ¡Al agua!

En esta historieta  Manuel viaja por el mundo fotografiando los vertidos que se realizan en los ríos, a su vuelta decide concienciar a la gente mediante una exposición fotográfica en la cual muestra toda la contaminación que hay en las aguas de todo el mundo, debido a los descubrimientos realizados en su viaje Manuel se encuentra un poco decaído, por lo que sus amigos deciden llevarlo de excursión a un pequeño pueblo donde hay una laguna en la que los chicos puedan disfrutar de aguas limpias y alejadas de toda contaminación, pero no creais que todo es de color de rosa, no, no ,no….nuestro protagonista sufrirá las maldades de su enemigo Mallory que no va a dejar que Manuel pase unas tranquilas vacaciones, pero ya no cuento más, os dejo que disfrutéis del cómic y de todos sus personajes.

Personalmente me encantan estos cuentos que intentan concienciarnos con el cuidado de nuestro entorno natural, si bien este libro y todos los de la colección señalan como rango de edad de los 8 a 12 años, en mi opinión el conocer, aprender y cuidar el medio ambiente no tiene edad, es más, lo recomendaría como lectura en los colegios, es necesario concienciar a nuestros hijos sobre la importancia de cuidar nuestro entorno natural, no sabéis lo mal que lo paso cada vez que salimos al monte y veo a niños y a padres tirando papeles al suelo o jugando al móvil en lugar de admirar el paisaje….Así que os invitamos a conocer, cuidar y respetar el medio ambiente con Manuel y sus amigos……¡Vamos, la Naturaleza nos necesita! ¡Al agua!

Venga, en serio, estos paisajes merecen ser cuidados y respetados

Venga, en serio, cuidemos el medio ambiente, que esto no se quede sólo en una fotografía

Por el monte

Pichiflush disfrutando del campo……..desde pequeñitos hay que enseñarles a respetar y querer la Naturaleza, ya sea por medio de libros, excursiones o juegos.

¡Nos vemos en el próximo Post!

Pichiflush y la mano larga

Tenía que llegar, el temido día tenía que llegar, con los dos años no sólo hemos experimentado los frecuentes cambios de humor de Pichiflush sino que también hemos pasado de ser el niño al que le quitan todo a ser el matón de la guarde.Ojo, no dicho por nosotros ni por la profe de la guarde, sino las etiquetas que ponen algunas madres, que ya se podrían dedicar a otra cosa en lugar de etiquetar a los niños. Que pasa, que cuando es nuestro hijo el que marca a otro o el que sabe imponerse todo son risas y cosas de niños, pero cuando se cambian las tornas, ahí etiquetamos con facilidad y convertimos al hijo ajeno, así de repente, en el problema de nuestro hijo. A que viene esto, pues bien les voy a contar.

Cuando Pichiflush nació no cabía en el cuco del hospital, ya se avecinaba que iba a ser grande, cuando entró en la guarde con 9 meses era más alto que alguno de sus compañeros de clase, aunque no andaba, ni gateaba, sólo culeaba, cuando se ponía de pie le sacaba unos cuantos centímetros a los más grandes de la clase ( al ser de finales de año, era casi el más pequeño). No empezó a andar hasta los 15 o 16 meses, y bastante tormpemente. Imaginaros lo que importa el tamaño cuando no eres capaz de coordinar todo tu cuerpo, pues bien, ya con 13 meses entró un compañerito en clase, para Pichiflush fue amor a primera vista y ese compañerito se convertiría hasta el día de hoy en su mejor amigo, la verdad que yo con la madre hice muy buenas migas también, así que todo iba bien. En ese momento Pichiflush empieza a venir con marcas de mordiscos, un poco preocupada, pregunto a la profe, la profe en ese momento no nos quiere decir quien se lo ha hecho, con razón, porque visto lo visto creamos etiquetas enseguida. Así que un poco a regañadientes aceptamos que Pichiflush venga marcado y que son cosas de niños. Al mismo tiempo el amiguito de Pichiflush, dos meses mayor que él, pero de menor estatura y cuerpo, como quiere mucho a Pichiflush demuestra su amor como todos los niños saben, pegando, “mira como los hermanos, se chinchan entre ellos” me dice la madre de su amiguito, oye y yo lo veo así. Pichiflush está tan tranquilo jugando y llega su amiguito y para llamar la atención le da con una pala en la cabeza, o se tira el uno encima del otro, etc…hasta ahí todo bien, se llevan genial, en la guarde todos los conocen porque son los mejores amigos y a todo el mundo les parece genial y super bonito. Pues llegamos al segundo año de guarde, Pichiflush y Amiguito han caído en la misma clase, ¡bieeeeeen!. Yo encantada, la verdad me parece que esa amistad que se tienen es increíble para como está el mundo.

En ese segundo año Pichiflush vuelve a venir marcado con mordiscos, esta vez la profe si nos dice quien ha sido, el Amiguito, bueno, no pasa nada cosas de niños.La madre del amiguito intenta corregir la conducta, nosotros le decimos a Pichiflush que cuando su amiguito le vaya a morder le diga “no, no se muerde Amiguito”, antes de pegar lo mejor, hablar. Bueno, pues un día Pichiflush viene con un borococo en la cabeza, un buen chichón, morado, y eso que le habían puesto hielo, su amiguito le había tirado un cubo a la cabeza. “Ay que ver estos dos diablillos que siempre se están peleando” dice la madre del amiguito, hasta aquí, todo son risas. La profesora dice que se quieren mucho y que a veces los tiene que separar para que jueguen con otros niños pero ellos se juntan, se pegan, se perdonan y juegan. Lo dicho hasta ahí, risas.

Llega el momento de Pichiflush, ahora con 27 meses su metro de estatura y sus mayor control del cuerpo cuando empiezan a cambiar las tornas. Creedme cuando digo que he visto en la guarde como le pegaban dos niños sin venir a cuento a Pichiflush y lo dejaban tirado en el suelo y acepté el “todos pegan“, un día uno otro día otro, ni puse etiquetas ni nada, la profesora me escuchó, por supuesto e hice ver mis quejas, pero todo quedó en eso,una mala experiencia y el no volver a asomarme al recreo del peque nunca más. En la escuela de padres que crearon en la guarde también expuse mi inquietud por el tema de pegar y bueno poco a poco aceptas que son niños y aunque pueda parecerte que el pegar no es lo normal, ellos que muchos no saben hablar bien o no saben hacerse entender por la palabra recurren al lenguaje primitivo, no me lo das, pues torta al canto. Ojo, no estoy defendiendo que peguen ya que en el momento en que dan la torta, debemos estar los padres y los educadores para corregir y enseñar que las cosas se piden bien y que si ellos no lo pueden solucionar se busquen caminos alternativos, los profesores, la negociación, etc…

Bueno, pues con lo que iba, Pichiflush con sus 27 meses y su cuerpo, grande y ya controlando un poco sus movimientos, no digo controlando la fuerza, porque es burro hasta decir basta. Empieza a imponerse, ahora es su amiguito el que más recibe, Pichiflush lo hace rabiar, le pega, cuando el otro le quita algo responde pegando, si el otro se intenta colar en el tobogan, la hemos liado. Y claro, con esto se acaban las risas, en primer lugar las mías porque me pone de los nervios cada vez que le pega a su amiguito y lo paso mal porque temo que la mamá del amiguito no quiera que se junte con él. En segundo lugar porque efectivamente ha pasado, como ya dije un poco más arriba, que le han colgado el San Benito de que pega a Pichiflush y tercero porque todo son risas cuando es tu hijo el malote pero enseguida nos llevamos las manos a la cabeza cuando tocan a tu hijo. Así que la mamá del amiguito un día se pasó por el recreo a ver a los peques y vio que Pichiflush le pegaba al Amiguito y empezó la cruzada contra Pichiflush, mi hijo pasó de ser el amiguito del suyo a ser un peligro para su hijo, tanto como para pedir a la profe que los separara. Ya no le hacía tanta gracia que al año siguiente pudieran ir al mismo cole y eso de que Pichiflush y su hijo estuvieran juntos fuera de la guarde sin estar las dos mamás al quite para que Pichiflush no pegara a su amiguito, nanai, porque muchas veces al no tener a la familia cerca tirábamos la una de la otra para cuidar a los enanos si teníamos que hacer algo o si, como era mi caso, con la lesión que tuve en el pie no podía ir al parque. Pichiflush había pasado de ser el buenazo a ser el maltratador.

Con esto no defiendo que Pichiflush se porte bien porque pegue, al contrario, me pone histérica cada vez que lo hace y siempre estoy al quite para corregirle, además de enseñarlo a que si su amiguito va a quitarle algo o cualquier cosa que no le guste, se lo diga, “No Amiguito, no me quites eso” o “no Amiguito, eso no me gusta” antes de soltar un guantazo, sé que suena un poco cursi, pero sinceramente a mí al igual que no me gustó ver como a mi hijo le pegaban, no me gusta ver como mi hijo pega, aunque le hayan pegado, mordido, tirado cosas antes, nada. Son amiguitos y deben respetarse, tanto uno como el otro. Y por supuesto yo seré la que corregiré a mi hijo, porque el colmo fue ver como la mamá de Amiguito y otra mamá que también se subió al carro de vamos a etiquetar a este como el malote, le echaban la bronca porque sí, porque si a Pichiflush le quitan una cosa de las manos está bien, si la quita él, malo, malo,malo. Perdonadme pero no, yo corregiré a mi hijo, yo educaré a mi hijo y por supuesto la profesora, que esta vez se puso de parte de Pichiflush y le dijo a la mami de Amiguito que no iba a permitir que a ningún niño lo etiquetasen de pegon (¡por fin, gracias, gracias,gracias!).

Así que ahora junto a las rabietas se nos ha unido la mano larga del Peque, porque eso sí, la mamá de Amiguito no querrán que se junten, pero aquí la mamá de Pichiflush no ha querido influir en nada, si a Pichiflush le gusta llevarse a la guarde dos coches uno para él y otro para Amiguito, aunque a mí no me haga gracia, ya que creo que no merecen la generosidad de mi hijo, Pichiflush va a seguir llevando los coches y jugando con Amiguito todo y más, pero siempre respetándolo.

Es más, y como apunte final, con esto de los coches, la generosidad y tal, como el día que las mamás le echaron la bronca fue porque los niños querían los coches de Pichiflush, se los quitaban y luego él los recuperaba(de la manera esa que tiene ahora ¬¬), al día siguiente el pobre de Pichiflush metió siete coches en el carro, según él eran “para sus amiguitos” (me lo comoooooooooo)

Nos vemos en el próximo post, que en breve quitamos pañal, uffff, rabietas, mano larga y pañal…..¡Todo diversión! XD XD XD

¿Pichiflush,nos hacemos una foto?: Un poquito más sobre mí

No sé si habréis notado que las fotos que cuelgo últimamente en el blog llevan puesto una marca de agua distinta al nombre del blog, creo que os podéis imaginar que es mi firma.

Disfruto mucho con la fotografía y además me gusta que las fotos que aparecen en el blog sean, no sólo originales, sino también propias. El hecho de que le ponga mi firma es simplemente una pequeña protección que les quiero dar. Me pasó no hace mucho, en una sesión de embarazada que le hice a una amiga, en la que decidí no poner marca de agua en las fotos, pensaba, bueno ya le dirá a su familia y amigos quien le ha hecho las fotos y me dará publicidad. En eso quedamos, yo le hacía fotos y ella al mostrarlas pues, o bien me mencionaba o me hacía publicidad. No hizo ni lo uno ni lo otro, al fin cuando le pasé mi primera sesión de embarazada, las fotos rularon por las redes sociales sin mención y sin marca que demostrasen que eran mías. Por supuesto no pido que si las vas a imprimir las imprimas con mi nombre, pero si las compartes mínimo una mención, aunque sea en un comentario, como ya dije nada. Así que en la segunda sesión ( yo soy así y me gusta eso de tropezarme dos veces con la misma piedra) sí que les puse marcas de agua, efectivamente las volvió a compartir sin marca, peeeeeeero que pasó, que tuvo que recortar las fotos, eso no quedaba muy bien, así que a las malas tuvo que aprender que, sí, que eso de tener fotos super chulas esta muy bien, pero es un trabajo, no sólo el hacer las fotos, sino también la edición, echarle imaginación a la sesión, estudiar el lugar, etc..Todo ese tiempo que dedicaba en sus fotos era tiempo que perdía para otras cosas, incluso para otras sesiones, así que decidí crearme una marca de agua bonita, intentar introducirlas en las fotos sin que desentonaran mucho y de esa manera mi trabajo y sobretodo mis fotos serían reconocidas.

Además a parte de esta historia sobre la protección de las fotos en Internet, he visto que “El Rinconcito de Lectura de Pichiflush” está gustando y he pensado, oye, porque no ofrecer o compartir aquello que tú sabes de fotografía con la gente que lee el blog. Advierto que tampoco es que sea una profesional, esto de profesional o no da para un post entero, últimamente hay demasiados “profesionales de la fotografía” ¬¬.

Así que intentaré llegar con un consejo fotográfico cada dos semanas para que podáis practicar. No sólo hablaré de toma de fotos sino también, como ya hice hace un tiempo con la fotografía HDR, compartiré trucos sobre edición y efectos que podéis hacer a vuestras fotos. Por ahora y como esto es un post sobre fotografía me gustaría compartir con vosotros mi galería de Flickr, espero que os guste.

—-Galería Blanca Carmona Flickr—-

¡Hasta el próximo post! ;D

Esta foto es de estas Navidades, se nota eh jejeje. A mí me encanta vivir a tope esas fechas :D

Esta foto es de estas Navidades, se nota eh jejeje. A mí me encanta vivir a tope esas fechas 😀

“Espera”, palabra prohibida para Pichiflush

Parece mentira, pero una palabra que enciende el genio a nuestro peque es “espera”, cuando quiere que le leamos un cuento, que le demos algún juguete o que juguemos con él, y por un casual, en ese momento no podemos prestarle atención y le decimos: “Pichiflush, ahora no, espera un momento” ese espera hace que pasen tres cosas:

1)Sus ojitos se abren brillantes y llorosos, sus mofletitos crecen y se sonrojan a la vez que su boquita de piñón se curva hacia abajo formando un arco pucheril que parten tu corazón en mil trozos, para luego meterlos en una trituradora, seguir picándolos hasta hacer polvillo de corazón maternal/paternal. Ponemos todos nuestros esfuerzos en no ceder y enseñarle que a veces las cosas hay que saber pedirlas y esperarlas. Pero por desgracia he de reconocer que aquí la derrota nos acecha y a veces nos gana terreno.

Esto es algo que creemos que el gato con botas inventó, pero hace años que los cachorros humanos lo hacen para influenciar a los adultos ;)

Esto es algo que creemos que el gato con botas inventó, pero hace años que los cachorros humanos lo hacen para influenciar a los adultos 😉

2) Esta es la más desagradable, la palabra “espera” convierte a mi “cielin”, “amor” y “maravilloso hijo” en un auténtico basilisco, grita, levanta la mano, tira los juguetes, pega patadas…cuando hace esto, creedme que nunca gana. Mi pequeñajo, encabezonado en sus propias necesidades se ofusca y entra en un bucle que hay que, o bien dejar que se relaje en un primer momento y poder hablar con él para explicarle las cosas o bien sacarlo de ese bucle mediante la distracción con otra cosa, al estilo “mira un burro que vuela” y Pichflush sale de ese ensimismamiento “cabezónico” y gritón en el que se encuentra atrapado. Sería un estilo a esto:

Pichiflush "espera" un momento y Flushhhhhh

Pichiflush “espera” un momento y Flushhhhhh

3)Y la tercera,esta es la mejor de todas,porque es la opción ideal. Es aquella que consigues cuando no has cedido ante los ojos tiernos, mofletitos para comérselos y pucheritos que te derriten el alma; y cuando no has perdido los nervios ante el cambiante genio de tu diablillo de dos años. Es lo que consigues cuando has enseñado a “esperar” y a pedir las cosas como hay que pedirlas, bien, educadamente y con paciencia. Es entonces cuando le dices a Pichiflush: “Espera un momento, por favor” y el pequeñajo te mira, se vuelve a sus cosas y cuando ve que ya has teminado, te pregunta ¿mamá “ya´terminao”? y tú le contestas, (con lágrimas en los ojos porque has conseguido un gran adelanto) -Sí cariño, ya he terminado, ¿qué quieres?(plas, plas,plas, el auditorio imaginario de tu cabeza se levanta emocionado para aplaudir tu gran progreso y tú con esta cara de emoción)…..

Yo llorando de la emoción cuando por fin consigo que aprenda a "esperar"

Yo llorando de la emoción cuando por fin consigo que aprenda a “esperar”

Y estas son las tres reacciones que tiene la palabra “espera” en Pichiflush, da igual lo que sea que pida o cuando le digamos la palabra o incluso donde se la digamos, siempre habrá una de estas reacciones, me gustaría decir que la que más se da es la tercera, pero no voy a intentar engañar a nadie, ya lo dije en el post anterior, mi hijo está sacando su carácter y para eso estamos nosotros para que pueda sacar lo mejor de él mismo, guiarlo en sus frustraciones y prepararlo para su relación con el mundo ;D

¿Os pasa lo mismo, o tenéis otras palabras prohíbidas que encienden el genio de los pequeñines? Contadme vuestras experiencias, también acepto consejos, esos siempre son bienvenidos y bien recibidos

¡Hasta el próximo post! 😉