!Un consejo Pichiflushistico!

No pienses en que pasará mañana, disfruta hoy de lo que vives y de lo que sientes, disfruta de cada minuto con tus seres queridos y sonrie por las cosas buenas que tienes en la vida.No demores ni un segundo más, ¡hazlo desde el principio! 😉

Imagen

Anuncios

Un día después del día de la Madre

Quiero contar en esta entrada como viví mi primer día de la madre, ya que el del año anterior pichiflush aún era un bebé en proceso, no lo tengo en cuenta.

La verdad y siendo sincera sino fuese por la televisión, los periódicos, twitter, Facebook y los mensajes que me enviaron mis amigos felicitandome (mensajes que aún no entiendo muy bien, porque soy madre, sí, pero no la de ninguno de ellos) para mí hubiera sido como otro día cualquiera. También es normal pichiflush con cinco meses no va más allá de Ya-ta-ta-ta y pa-pa-pa-pa(adivinad a quién se le cae la baba con eso ¬_¬ ), así que creo que en mi corta experiencia como madre aún no se puede decir que haya disfrutado de un “Día de la Madre” en condiciones, con los típicos collares de macarrones, los retratos irreconocibles, las manualidades abstractas,esas cosas que yo le regalaba a mi madre con mucha ilusión allá por los años noventa y que ella aceptaba tan estoicamente sin poner ningun “pero” ni ningun “¿esto que es?” en sus frases de agradecimiento, cosa que espero que yo haga lo mismo con pichiflush y aprenda a apreciar sus obras de arte. Mientras ese momento llega me dedico yo a hacer las propias felicitaciones….¡nunca es tarde! 😀

Imagen

41+4 Así empezó todo

Después de mucho pensar decidimos que ya había llegado la hora de dar el gran salto, mi novio proponía casarse antes, a mi en realidad el hecho de casarme me daba igual, no me van mucho las tradiciones sociales. Por lo que finalmente gané yo y nos convertiríamos en padres antes que en Marido y Mujer.

La verdad que lo pasé un poco mal, soy una persona muy nerviosa y un poco pesimista a veces. Venía de un año bastante duro, esforzándome y estudiando para una oposición que aún se me resiste (pero por poco tiempo) y como me había quedado en las puertas después de un gran esfuerzo, creía que nada bueno me podía pasar. Así que no tenía muchas esperanzas de que realmente esto me saliera bien y para no atacarme mucho seguía estudiando y haciendo deporte para mi queridísima oposición, a parte de empezar a trabajar en mi ciudad natal, Córdoba.

Un día mientras corría por los puentes de Córdoba me empecé a sentir muy pesada , así que decidí ir al día siguiente al médico, le conté que me dolía la barriga, que estaba muy pesada y que la regla aún no me había venido. Para mí ninguno de estos síntomas me levantó la más mínima sospecha, ya que gracias a la oposición llevaba dos años con muchos retrasos y dolores fuertes de barriga por los nervios, así que yo pensaba que podían ser nervios, pero aún así le conté a mi médico que estaba intentando quedarme embarazada. Ella me dijo que lo más seguro era que me fuese a venir la menstruación pero aún así, me mando para el 2 de Marzo(fecha que nunca se me olvidará) una analítica. Así que como entre medias fue fiesta y en Córdoba hacía tan buen tiempo me fui de senderismo e hice un poco el cabra escalando por las rocas, todo esto pensando que con el ejercicio al final me bajaría la regla. Pues el 2 por la mañana fui a hacerme mi prueba de embarazo y el resultado aunque se hizo esperar por fin salió el deseado positivo 😀

IMAG0115

Como cabía esperar llamé a mi novio y envié por wassapp a mis amigas (las más allegadas) el tan deseado resultado. Cuando llegué a mi casa estaba muy emocionada, colgué el papelito en el tablón de la cocina donde mi madre estaba desayunando, lo vio, se quedó un poco parada, me preguntó:”¿positivo el qué?” y yo la miré con mis ojos cristalinos que intentaban aguantar las lágrimas y nos abrazamos llorando de la emoción. Así en la semana 6 se dio el pistoletazo de salida para lo que sería una nueva experiencia, agridulce, pero que después de todo a las 41 semanas más 4 días tendría un final feliz con la llegada de pichiflush